Adagio Cantabile.

•enero 8, 2009 • Dejar un comentario

Tengo una mosca atrás. Zumba que zumba. No puedo darme la vuelta. Girar esta prohibido. En fin. Miro por el espejo retrovisor, y demuestro mi talento intelectual a mi locuaz pasajero. Demuestro que soy un letrado en la vida, un amante concerniente, sex symbol por naturaleza. “Qué vuelvan los militares”, le digo al pasajero con un profundo conocimiento de política, mientras me prendo un cigarro y arrojo a la vereda el vacío paquete, sin cuestionar, claro, que ensucio la calle por donde circulan mis compatriotas. “Yo hago esto porque me gusta”, digo distendido. “Soy un profesional”. “Cuando yo tenía tu edad, pibe…”. “Y mirá que no estoy tantas horas”, como si me atañeran las horas de ocio porque me sobra el dinero. “Los domingo ni laburo”, idem anterior. “Asadito en casa, con la familia”, como si tuviera alguna. Me detengo en un semáforo y le cobro a mi pasajero. Convencido como nadie, me doy cuenta de que este pibe descendió contento del coche porque se topó con una persona culta, que le enseñó el sentido de la vida. “Bah, ya estoy acostumbrado a esto”. Lo miro, y con un gesto cálido me despido, y sigo mi camino ahondando en mi seguridad.

Me distraigo en otro semáforo porque pasa una muchachita. Tendría 20 años, tal vez 25. No sé. Llego a la esquina siguiente y veo un tipo cruzando donde yo tengo que doblar. Acelero. “El peatón tiene prioridad”, recuerdo mientras todo me importa un huevo. Doblo, pero sin mirar a sus ojos le pregunto: ¿qué mirás? El tipo aceleró también, tirando su cintura hacia adelante, como si fuera un perro asustado, por miedo al atropello. No me interesa que se ofusque. No me interesa nada porque nadie se preocupa por mí, pensaba. Los colectiveros me odian. Pero bueno, ya era. Sigo mi camino, errabundo por la ciudad, buscando levantar algún pasajero que me deje más de $15. “A la villa no voy, papá!”. “Te me tirás encima, hermano!”

Y así continúa la vida de este hazañero conductor, que se toma la vida con soda mezclada con vinito de la casa, elucubrando frente a mujeres que se ganan la vida en cada esquina porteña. Que de vez en cuando sube a algún travesti para reemplazar a su longeva esposa, obsoleta para el sexo, pero que cocina como los dioses.

taxi

Anuncios

Y qué hacemos?

•enero 6, 2009 • Dejar un comentario

Según el ranking anual de la IFFHS, el fútbol local se encuentra entre los más valorados del mundo, sólo superado por las ligas inglesa e italiana.elizondo

Me parece irrelevante hacer este tipo de comentarios. Solo porque un equipo recién ascendido se tome el atrevimiento de llegar a la punta y pelear por el campeonato o porque se exportan jugadores de calidad a Qatar. Yo le hariá a La Nación ONLINE lo que Elizondo a Beckham, sacarle la roja y al vestuario a llorar.

Al menos tenemos alguien que nos representa.

…bebé mono…

•enero 6, 2009 • Dejar un comentario

ajedrezSe cree que la mayoría de los adolescentes padecen un síndrome muy bien conocido por todos y que ni hace falta mencionarlo. Síndrome que priva de las buenas desiciones hasta a los más apremiados. A veces es notorio dicho síndrome, sobre todo cuando se ven envueltos en situaciones donde les toca enfrentar a mayores, pasando papelones si son del sexo opuesto. Son típicas las reacciónes del que padece el síndrome. Nos vemos obligados a retarlo y explicarle que las cosas no funcionan según los impulsos humanos, sino que nos tenemos que adecuar a las normas preestablecidas, aunque siempre está aquel rebelde way que nos sorprende con sus locuras y que termina por convencernos de que tiene razón. Pero salvando las distancias, es así y lo será por los pocos siglos que le queda a este bendito pero afortunado planeta.

Mmmm, no sé

•enero 6, 2009 • Dejar un comentario

Voy por la calle,camara1 muerto de frío, y me paro porque en una vidriera vi una cámara de fotos. Es digital, claro. Plateadita, porque si no fuera plateadita, no la miraría. La marca: ni idea, no sé mucho de cámaras. Megapíxeles: dicen que cuanto más tenga, mejor. Zoom: parece que hay dos tipos ¿para qué?. Tiene como 500 opciones de las cuales, solo voy a usar no más de 10. Viene con funda, memoria de 1GB y con 4 cables: JOYA!!!
¿Qué tiene de bueno respecto a otras esta cámara? Ni idea ¿qué importancia tiene?. Y el precio parece razonable, bah, todo está caro, “lleva marca, lleva calidad”, ya era. Entro. Pum!, “dame la cámara, papá”. Pelo la tarjeta y el tipo, con su cara rara (siempre me llamó la atención la normalidad de sus rostros, como si cada 15 minutos vendieran productos de semejante valor), la pasa por el postnet. “Son 890 PESITOS ¿algo más?”
Salgo del local, y me doy cuenta de que comienza a crecer una gran depresión en mí. En fin, tengo cámara, y lo que al mundo importa es eso.
Llego a casa. Viene el perro moviendo la cola. Nunca le doy tanta bola al perro. Pero hoy tengo chiche nuevo, y el perro, no sé por qué, pero lo veo más lindo. “Vení lalito, te voy a sacar una foto!”. El perro no entiende nada. Chak! Foto. Guardo la cámara en su cajón recientemente asignado. Quedará ahí, tal vez hasta verano.

A pesar de todo, no pueden doblegarnos

•enero 6, 2009 • Dejar un comentario

combo-mac1

En su afán de dominarnos, “ellos” saben que a la larga se van a quedar sin esa energía característica de Nueva Roma. Esa energía que realmente se pierde, o que se transforma en la famosa pero inexistente energía negativa, es la que terminará por destruir a esta esfera global. No pasa por el Corán o por la Biblia; ni por Obama u Osama. Pasa por la sed de poder que viene envasada en una botella de democracia neoautoritaria, donde el gas del pueblo hace eruptar como nunca al capitalismo, y donde la etiqueta del envase de despega como una curita sobre piel sana. Botella que se exporta mediante armas si es necesario, bajo la publicidad de la libertad y soberanía de los beneficiados “clientes”, y que se consume con el rigor mínimo que la ética exige. El conflicto está presente. Bombay está destruída, y la Franja de Gaza necesita cada vez más gasas. Aun así, las cosas cambiarán, y nadie beberá más. Arré!

Es una broma o qué?

•enero 5, 2009 • Dejar un comentario

Espectacular quilombo en el campo. Retenciones por doquier en el ámbito del campo argentino. Nacen nuevos actores sociales y un torito que lleva un nombre que conozco. La retórica en su máxima expresión. Demóstenes, a pura envidia dondequiera que esté. Hay más oradores que científicos; los griegos estarían fascinados.

No hay tregua. Para algunos; CFK quiso redistribuir; para otros; intentó quitarle a los “pobres campesinos” la mitad de la rentabilidad de su producción para quedársela y comprar algún Mini Cooper en un futuro. La sociedad, como siempre: los que sí, porque se dejan llevar por el noticiero; los que no, porque ven otro noticiero. En fin, sucedió lo que comunmente sucede. Argentina nació para estar dividida como Boca y River, que casualmente fueron los merecidos dueños del 2008, turnándose en cada semestre. Antes eran federales y unitarios; hoy no se sabe.

Ahora me pregunto qué pasaría si, en vez de pelearnos por la renta diferencial que nos da la señorita soja y la abuela carne, nos pusiéramos a pensar cuántas escuelas y hospitales se podrían construir si el Estado Nacional se quedara con un pequeño porcentaje de la venta de jugadores de futbol al exterior.

Pido que no interpreten que simpatizo con LA ISLA; es una pequeña reflexión.

El origen de la vida

•enero 5, 2009 • Dejar un comentario

Ya lo plantea Arthur C. Clarke: ¿qué diferencia hay entre el carbono y el silicio a la hora de definir vida?

No creo que la vida haya aparecido en el universo sólo porque las condiciones la favorecieron. Tampoco creo que haya sido una cuestión mera del azar. Supongo que el azar no tiene ideas fijas, así que no pudo obrar de tal o cuál manera. Me indigno al pensar que el azar se tomó el refinado trabajo de crear todo lo que conocemos. También me preocupa la idea buscar explicaciones fuera del universo. Todo lo que conocemos está en el universo: si algo acaece en el universo, queremos creer que se debe a causas del mismo universo, respondiendo a las normativas, simples pero eficaces, del mecanicismo. Me pregunto si las ideas están en el universo. Si están en nuestro cerebro, de forma tangible o intangible, entonces están en el universo. Ahora bien, si no están, entonces no podemos concebir la idea de cómo se formo la vida, si es que ésta se formó desde “afuera” del universo. Eso es un problema porque si la vida se formó desde afuera, entonces no podremos compranderla jamás. Por lo tanto, estamos perdiendo el tiempo si todo esto es cierto.

Por otro lado, si la vida se originó desde “adentro”, pareciera como que no podemos encontrar “el alma de la materia”. Siempre supuse que hay una especie de “programa interno” en la materia que da las directivas para formar lo que vemos y lo que no.

En fin, cierro esto diciendo que no dije nada en absoluto.