La mafia del Soprano

Dandome la cabeza contra la pared descubro que está detrás mío, en butacas sordomudas. Es Tony. Las gradas tiemblan cada vez que levanta su cilíndrico brazo para realizar algunas de sus más imprudentes preguntas acerca de la naturaleza. No lo conozco, pero sé que es él. Envuelto de la más fina ropa italiana, camina por los pasillos haciendo suyo cada camino. Camino que recorre sin miedo alguno, pues él es Tony. Seguro que piensa lo que yo no. Trata de seducirme con su mirada de Tony, pero envidia mi resistencia. Ambos sabemos que no cabemos en la misma caja. Caja que ya apesta debido a la competencia que se engedra por nuestras presencias. No sabemos bien cuál es la causa. Es una cuestión de territorio; Tony lo sabe bien. Necesitamos ayudarnos para ayudarlos, aunque sea él quien quiera recibir mi ayuda.

Anuncios

~ por alfredodanielsanchez en septiembre 23, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: