A pesar de todo, no pueden doblegarnos

combo-mac1

En su afán de dominarnos, “ellos” saben que a la larga se van a quedar sin esa energía característica de Nueva Roma. Esa energía que realmente se pierde, o que se transforma en la famosa pero inexistente energía negativa, es la que terminará por destruir a esta esfera global. No pasa por el Corán o por la Biblia; ni por Obama u Osama. Pasa por la sed de poder que viene envasada en una botella de democracia neoautoritaria, donde el gas del pueblo hace eruptar como nunca al capitalismo, y donde la etiqueta del envase de despega como una curita sobre piel sana. Botella que se exporta mediante armas si es necesario, bajo la publicidad de la libertad y soberanía de los beneficiados “clientes”, y que se consume con el rigor mínimo que la ética exige. El conflicto está presente. Bombay está destruída, y la Franja de Gaza necesita cada vez más gasas. Aun así, las cosas cambiarán, y nadie beberá más. Arré!

Anuncios

~ por alfredodanielsanchez en enero 6, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: